¡Tenés que saberlo!

¿Cómo no lo sabía?

En materia de gestión de personas, las organizaciones muchas veces basan sus decisiones en percepciones, perdiendo noción de lo importante que es conocer a sus trabajadores en profundidad.

Cuando problemas como la rotación de personal o la disminución de la productividad, comienzan a hacerse sentir al interior de las mismas, supervisores, jefes y líderes se preguntan por qué. He aquí la razón de ser de las evaluaciones: conocer en profundidad a las personas, para elaborar estratégicas de gestión adecuadas, mediante información veraz obtenida por el diagnóstico del desempeño de los trabajadores en su puesto de trabajo.

De los por qué y para qué

Entendida como “el instrumento que se utiliza para comprobar el grado de cumplimiento de los objetivos propuestos a nivel individual”1, la evaluación del desempeño de los trabajadores es fundamental  para conocer con certeza, cuál es  su rendimiento laboral y de esa manera tomar decisiones acertadas de acuerdo a las necesidades de los mismos, tendientes a fomentar el bienestar laboral y la productividad organizacional.

Además de ser una herramienta de obtención de información para la retroalimentación con los trabajadores, el desarrollo periódico de evaluaciones le permite a las organizaciones:

  • -        Planificar políticas de ascenso.
  • -       Desarrollar una política adecuada de remuneraciones
  • -       Identificar agentes motivadores para planificar programas de incentivos de acuerdo a los mismos, y así fomentar el compromiso de los trabajadores.
  • -       Identificar oportunidades de mejora a nivel de formación para realizar adecuados programas de capacitación para el desarrollo de destrezas y habilidades.
  • -       Modificar, si es necesario, los procesos de trabajo para la mejora del mismo.
  • -       Regular el comportamiento de las personas.
  • -       Mejorar el criterio de selección de personas para futuras incorporaciones, etc.

El resultado provisto por las evaluaciones y la comunicación del mismo, permite al mismo tiempo que las organizaciones conozcan a sus colaboradores, y que éstos sean conscientes de cómo se encuentra su desempeño, qué competencias deben desarrollar, cuáles son sus fortalezas y cuáles son las expectativas que las organizaciones tienen sobre ellos, permitiendo prever asimismo, su desempeño futuro.

Conocer el nivel comportamental de las personas permite planificar las mejores acciones para alinear los objetivos de éstas con el del negocio, redituando positivamente en la eficiencia del mismo.

Por todos los beneficios antes mencionados y por más, es que la realización periódica de evaluaciones, resulta una herramienta poderosa para la retención del talento.Contando con el aval de herramientas utilizadas mundialmente, en HUMAN PHI contamos con evaluaciones psicométricas de vanguardia, que le permite conocer a las personas en profundidad, para saber qué las motiva y el porqué de su accionar, y de esa manera buscar, desarrollar y retener el talento dentro de las organizaciones.

Referencias:

1- http:/www.eoi.es/

En materia de gestión de personas, las organizaciones muchas veces basan sus decisiones en percepciones, perdiendo noción de lo importante que es conocer a sus trabajadores en profundidad. Cuando problemas como la rotación de personal o la disminución de la productividad, comienzan a hacerse sentir al interior de las mismas, supervisores, jefes y líderes se preguntan por qué. He aquí la razón de ser de las evaluaciones: conocer en profundidad a las personas, para elaborar estratégicas de gestión adecuadas, mediante información veraz obtenida por el diagnóstico del desempeño de los trabajadores en su puesto de trabajo.

De los por qué y para qué

Entendida como “el instrumento que se utiliza para comprobar el grado de cumplimiento de los objetivos propuestos a nivel individual”1, la evaluación del desempeño de los trabajadores es fundamental  para conocer con certeza, cuál es  su rendimiento laboral y de esa manera tomar decisiones acertadas de acuerdo a las necesidades de los mismos, tendientes a fomentar el bienestar laboral y la productividad organizacional.

Además de ser una herramienta de obtención de información para la retroalimentación con los trabajadores, el desarrollo periódico de evaluaciones le permite a las organizaciones:

-       Planificar políticas de ascenso.

-       Desarrollar una política adecuada de remuneraciones

-       Identificar agentes motivadores para planificar programas de incentivos de acuerdo a los mismos, y así fomentar el compromiso de los trabajadores.

-       Identificar oportunidades de mejora a nivel de formación para realizar adecuados programas de capacitación para el desarrollo de destrezas y habilidades.

-       Modificar, si es necesario, los procesos de trabajo para la mejora del mismo.

-       Regular el comportamiento de las personas.

-       Mejorar el criterio de selección de personas para futuras incorporaciones, etc.

El resultado provisto por las evaluaciones y la comunicación del mismo, permite al mismo tiempo que las organizaciones conozcan a sus colaboradores, y que éstos sean conscientes de cómo se encuentra su desempeño, qué competencias deben desarrollar, cuáles son sus fortalezas y cuáles son las expectativas que las organizaciones tienen sobre ellos, permitiendo prever asimismo, su desempeño futuro.

Conocer el nivel comportamental de las personas permite planificar las mejores acciones para alinear los objetivos de éstas con el del negocio, redituando positivamente en la eficiencia del mismo.

Por todos los beneficios antes mencionados y por más, es que la realización periódica de evaluaciones, resulta una herramienta poderosa para la retención del talento.Contando con el aval de herramientas utilizadas mundialmente, en HUMAN PHI contamos con evaluaciones psicométricas de vanguardia, que le permite conocer a las personas en profundidad, para saber qué las motiva y el porqué de su accionar, y de esa manera buscar, desarrollar y retener el talento dentro de las organizaciones.

Referencias:

1- http:/www.eoi.es/

En materia de gestión de personas, las organizaciones muchas veces basan sus decisiones en percepciones, perdiendo noción de lo importante que es conocer a sus trabajadores en profundidad. Cuando problemas como la rotación de personal o la disminución de la productividad, comienzan a hacerse sentir al interior de las mismas, supervisores, jefes y líderes se preguntan por qué. He aquí la razón de ser de las evaluaciones: conocer en profundidad a las personas, para elaborar estratégicas de gestión adecuadas, mediante información veraz obtenida por el diagnóstico del desempeño de los trabajadores en su puesto de trabajo.

De los por qué y para qué

Entendida como “el instrumento que se utiliza para comprobar el grado de cumplimiento de los objetivos propuestos a nivel individual”1, la evaluación del desempeño de los trabajadores es fundamental  para conocer con certeza, cuál es  su rendimiento laboral y de esa manera tomar decisiones acertadas de acuerdo a las necesidades de los mismos, tendientes a fomentar el bienestar laboral y la productividad organizacional.

Además de ser una herramienta de obtención de información para la retroalimentación con los trabajadores, el desarrollo periódico de evaluaciones le permite a las organizaciones:

-       Planificar políticas de ascenso.

-       Desarrollar una política adecuada de remuneraciones

-       Identificar agentes motivadores para planificar programas de incentivos de acuerdo a los mismos, y así fomentar el compromiso de los trabajadores.

-       Identificar oportunidades de mejora a nivel de formación para realizar adecuados programas de capacitación para el desarrollo de destrezas y habilidades.

-       Modificar, si es necesario, los procesos de trabajo para la mejora del mismo.

-       Regular el comportamiento de las personas.

-       Mejorar el criterio de selección de personas para futuras incorporaciones, etc.

El resultado provisto por las evaluaciones y la comunicación del mismo, permite al mismo tiempo que las organizaciones conozcan a sus colaboradores, y que éstos sean conscientes de cómo se encuentra su desempeño, qué competencias deben desarrollar, cuáles son sus fortalezas y cuáles son las expectativas que las organizaciones tienen sobre ellos, permitiendo prever asimismo, su desempeño futuro.

Conocer el nivel comportamental de las personas permite planificar las mejores acciones para alinear los objetivos de éstas con el del negocio, redituando positivamente en la eficiencia del mismo.

Por todos los beneficios antes mencionados y por más, es que la realización periódica de evaluaciones, resulta una herramienta poderosa para la retención del talento.Contando con el aval de herramientas utilizadas mundialmente, en HUMAN PHI contamos con evaluaciones psicométricas de vanguardia, que le permite conocer a las personas en profundidad, para saber qué las motiva y el porqué de su accionar, y de esa manera buscar, desarrollar y retener el talento dentro de las organizaciones.

Referencias:

1- http:/www.eoi.es/

En materia de gestión de personas, las organizaciones muchas veces basan sus decisiones en percepciones, perdiendo noción de lo importante que es conocer a sus trabajadores en profundidad. Cuando problemas como la rotación de personal o la disminución de la productividad, comienzan a hacerse sentir al interior de las mismas, supervisores, jefes y líderes se preguntan por qué. He aquí la razón de ser de las evaluaciones: conocer en profundidad a las personas, para elaborar estratégicas de gestión adecuadas, mediante información veraz obtenida por el diagnóstico del desempeño de los trabajadores en su puesto de trabajo.

De los por qué y para qué

Entendida como “el instrumento que se utiliza para comprobar el grado de cumplimiento de los objetivos propuestos a nivel individual”1, la evaluación del desempeño de los trabajadores es fundamental  para conocer con certeza, cuál es  su rendimiento laboral y de esa manera tomar decisiones acertadas de acuerdo a las necesidades de los mismos, tendientes a fomentar el bienestar laboral y la productividad organizacional.

Además de ser una herramienta de obtención de información para la retroalimentación con los trabajadores, el desarrollo periódico de evaluaciones le permite a las organizaciones:

-       Planificar políticas de ascenso.

-       Desarrollar una política adecuada de remuneraciones

-       Identificar agentes motivadores para planificar programas de incentivos de acuerdo a los mismos, y así fomentar el compromiso de los trabajadores.

-       Identificar oportunidades de mejora a nivel de formación para realizar adecuados programas de capacitación para el desarrollo de destrezas y habilidades.

-       Modificar, si es necesario, los procesos de trabajo para la mejora del mismo.

-       Regular el comportamiento de las personas.

-       Mejorar el criterio de selección de personas para futuras incorporaciones, etc.

El resultado provisto por las evaluaciones y la comunicación del mismo, permite al mismo tiempo que las organizaciones conozcan a sus colaboradores, y que éstos sean conscientes de cómo se encuentra su desempeño, qué competencias deben desarrollar, cuáles son sus fortalezas y cuáles son las expectativas que las organizaciones tienen sobre ellos, permitiendo prever asimismo, su desempeño futuro.

Conocer el nivel comportamental de las personas permite planificar las mejores acciones para alinear los objetivos de éstas con el del negocio, redituando positivamente en la eficiencia del mismo.

Por todos los beneficios antes mencionados y por más, es que la realización periódica de evaluaciones, resulta una herramienta poderosa para la retención del talento.Contando con el aval de herramientas utilizadas mundialmente, en HUMAN PHI contamos con evaluaciones psicométricas de vanguardia, que le permite conocer a las personas en profundidad, para saber qué las motiva y el porqué de su accionar, y de esa manera buscar, desarrollar y retener el talento dentro de las organizaciones.

Referencias:

1- http:/www.eoi.es/


Ingresa aquí tu cv