¡Tenés que saberlo!

Expertos señalan que 6 de cada 10 empleadores han rechazado a un candidato por una mala referencia laboral.

Las referencias laborales siguen siendo un factor clave a la hora de elegir el candidato ideal para un puesto de trabajo, ya que éstas le permiten a los reclutadores chequear con mayor certeza las fortalezas y debilidades de los potenciales candidatos que puedan hablar sobre su desempeño y personalidad, con el fin de saber si son compatibles con los valores de la empresa y con el estilo de liderazgo de su jefatura.

La verificación de referencias es una práctica del proceso de contratación que habitualmente se realiza una vez que los candidatos avanzan en dicho proceso. No obstante es recomendable que los aspirantes posean de antemano un orden de referencias, señalado en primera instancia en su Curriculum Vitae, para contribuir a la fluidez de dicho proceso.

En este orden, detallamos algunos de los factores a considerar en el momento de gestionar las referencias laborales de forma más eficaz y asertiva.

  • Las referencias son de carácter heterogéneo

Pueden provenir de un ex jefe, supervisor, encargado de recursos humanos, o referentes de otras áreas dentro de la organización. En cualquiera de los casos es fundamental que se trate de alguien que conozca realmente al aspirante y su desempeño.

  • Notificar al candidato que se solicitarán sus referencias

Es oportuno advertir al candidato que se chequearán sus referencias para que este lo tenga en cuenta en caso de no haber notificado a las personas que indicó como tales, que actualmente se encuentra en un proceso de selección.

  • Recurrir a referencias laborales en los perfiles de Linkedin

Hoy en día las recomendaciones por LinkedIn son una buena alternativa para obtener datos sobre cualidades técnicas y/o de personalidad de los aspirantes, especialmente cuando los tiempos que exige el proceso de selección son acotados y no se pudo llegar a localizar a las referencias laborales por la vía telefónica tradicional.

Las referencias laborales garantizan el desempeño realizado anteriormente, por esta razón cuanto más exhaustivas sean las preguntas, mayor valor obtendrán de las mismas.

En un artículo publicado por Trabajando.com Perú[i] se enumeran algunas de las principales preguntas que se hacen habitualmente a la hora de realizar el chequeo de referencias:

-¿Qué cargo tuvo la persona? Sirve para verificar si realmente estuvo en la posición que indicó en el CV y entrevista.

-¿Cómo fue su desenvolvimiento a nivel laboral? Para evaluar su desempeño.

-¿Cómo se llevaba con sus compañeros de trabajo? Para evaluar sus relaciones interpersonales.

-Mencione sus principales cualidades. Para corroborar sus fortalezas.

-¿Cómo es el manejo de estrés del candidato? Aquí analizan su nivel de tolerancia al estrés. 

-¿El candidato dejó mucho trabajo sin hacer? Esto deja en manifiesto su responsabilidad.

-¿Cómo describirías la capacidad del candidato para organizar, priorizar y manejar el tiempo? Aquí podrá saber que tan eficiente y eficaz es.

-¿Qué me puedes decir respecto a la puntualidad, tanto de horarios como de sus responsabilidades del candidato?

-¿Cómo calificarías el desempeño laboral general del candidato?

-¿Cuál fue el mayor logro del candidato mientras trabajaba para tu empresa? Mencione sus áreas de mejora.

-Mencione cuáles fueron sus logros.

-Motivo de salida.

-¿Usted volvería a trabajar con él?

-¿Lo recomendaría para el puesto? ¿Por qué?

Cabe destacar la importancia de que las referencias laborales sean verdaderas, transparentes y anteriormente confirmadas, en tanto permitirán tener una visión más completa del potencial candidato, al poder validar la información obtenida.

[i]Referencia: https://mba.americaeconomia.com/articulos/reportajes/conoce-las-preguntas-que-les-hacen-las-referencias-laborales


Ingresa aquí tu cv